MEDITACIÓN ZAZEN

La práctica de zazen es el corazón y el alma de Espacio Zendō.

Tres días a la semana donde poder practicar la atención plena.

Si estás interesado en aprender meditación o ya has practicado durante algún tiempo, te ofrecemos un espacio donde afianzar tu práctica y apoyarte en la fuerza del grupo.

Traer a tu día a día, calma y serenidad

El poder mantener durante un periodo de tiempo prolongado la quietud física, nos lleva hacia la calma y la serenidad. Al principio parece muy complicado, pero con unos pocos días de práctica se convierte en algo sencillo. La meditación no es una relajación y es importante aprender sus diferencias. Si uno quiere tener calma y serenidad en su vida, la mejor forma de obtenerla, es practicarla.

Postura

Uno de la primeros pasos es aquietar el cuerpo, para ello es necesario una postura estable y equilibrada. Lo primero es conocer cuál es la mejor postura para ti y porque. Es importante poder mantenerla durante un tiempo sin moverte, entre 15/30 minutos.

Nos sentamos sobre un zafu o cojín de meditación. Su misión es elevar la pelvis del suelo. Te puedes sentar sobre él en loto completo, semiloto o seiza. Lo importante es que tus rodillas lleguen a apoyarse en el suelo. Una vez sentado se balancea la pelvis a nivel de la quinta vértebra lumbar. El resto de tu columna vertebral debes mantenerla totalmente vertical.
Los ojos permanecen semiabiertos. En zazen no se cierran nunca los ojos, ya que entrarías en un estado mental de somnolencia. La vista se posa sobre el suelo a un metro de distancia. Tu vista no mira a ese punto, el punto solo sirve de referencia para marcar la dirección de tus ojos, la vista tiene que estar posada. Esta vista tiene una visión de 180 grados, si algo se moviera en el extremo de tu izquierda o derecha lo verías aunque no estás mirando en esas direcciones.
Los hombros deben estar relajados y ligeramente hacía atrás. En realidad, todo tu cuerpo está relajado salvo la columna vertebral que permanece bien erguida.

Zazen

Una sesión de meditación zazen tiene cuatro partes. En la primera se hace zazen. En la segunda Kin hin, unos 5 mts. En la tercera zazen. En la cuarta se cantan los sutras, unos 5 mts.

Kin Hin

Kin hin es andar con la respiración. Se hace de pie con el objetivo de que las piernas, el resto del cuerpo y la mente se recuperen para el siguiente zazen. Tienes que hacerlo sin perder la concentración que has mantenido durante el zazen anterior.

Sutras

En el zazen se cantan sutras. El Maka Hanya Haramita Shingyo, el sutra de los cuatro votos del bodhittsava, el sutra de agradecimiento a los maestros y el sutra del kesa.
Están escritos en una mezcla entre sánscrito y un japonés tan antiguo que el japonés de hoy día no lo entiende.
El primer día te va a ser difícil participar pues no conoces el ritmo, pero enseguida cogerás el sonido y debes cantar alargando la respiración hasta agotarla.

Actitud mental

Existe la creencia de que la meditación es dejar la mente en blanco y esto no es correcto, no hay que hacer esfuerzo alguno en este sentido. En meditación vas a tener muchos pensamientos, que irán pasando. A veces es difícil dejar pasar un pensamiento porque te surge un recuerdo bonito o la solución a un problema y queremos seguir ese pensamiento. En la meditación aprendemos a soltar los pensamientos, y una vez haya terminado la meditación será el momento de realizar tu propio proceso de análisis del porqué surgió esa solución o ese recuerdo bonito.

Fortalecer la atención

En la meditación fijamos nuestra atención en el momento presente, para ello nos concentramos en el sentir y en el percibir, eso quiere decir que nos concentramos en los estímulos que nos llegan desde los órganos de los sentidos, el sistema nervioso y también desde la respiración.

La respiración ha de ser lenta, poderosa y natural. Dejando ir a una exhalación larga, relajando completamente el abdomen y recibiendo la inhalación de forma natural cuando llegue.

Horarios de práctica

MIÉRCOLES de 8:00 a 9:15

JUEVES de 19:15 a 20:30

VIERNES de 8:00 a 9:15

El primer día de práctica se requiere llegar 5/10 minutos antes. Traer ropa cómoda.

Aportaciones

1 meditación suelta 10€

1 meditación a la semana  25€/mes

2 meditaciones a la semana 35€/mes

3 meditaciones a la semana 40€/mes

Si quieres iniciarte en la práctica de la meditación zen, puedes descargarte el Manual de Iniciación a la práctica de la Meditación Zen, donde encontrarás instrucciones más detalladas.